13 de junio de 2012

H&M y su séquito de diseñadores

Hola a todos! 

Abríamos esta semana con la noticia de una nueva colaboración para H&M con la Maison Martin Margiela, la cual se presentará el 15 de noviembre, justo un mes más tarde que la línea de complementos creada por Anna de lo Russo para la marca (editora de Vogue Japón).

Para quien no lo conozca, Martin Margiela, hombre estandarte de la maison, es un diseñador belga perteneciente al grupo "Los 6 de Amberes".


Fundó su firma "Maison Martin Margiela" allá por el 1988, en París. Los cortes desestructurados y su paleta monocromática conformaban un look enigmatico que revolucionó en aquellos años de atrofia colorista y ropa de cortes evidentes. Nunca se ha dejado ver, por lo que a día de hoy no se conoce su rostro, proclamándose como uno de los diseñadores de culto más misteriosos del planeta.




La noticia de su colaboración se suma a la sucesión de anuncios de la cadena de franquicias, que sin menospreciar lo más mínimo a la maison, más que parecer un nuevo lanzamiento, nos sugiere a una marca más que desfila por las pasarelas de H&M, como ya pudiera pasar con los diseñadores: Donatella Versache, Jimmy Choo, Lanvin, ...

Y a pesar de que a título personal me encantan estas propuestas, ya que permiten al resto de las mortales llevar un modelito de las firmas más importantes, no dejo de preguntarme... ¿Cómo le afecta a la marca e imagen de H&M?



A día de hoy, ha recibido grandes aplausos por estas iniciativas, tanto por sus compradoras como por los especialistas del sector. Pero el anuncio masivo de colaboraciones, ha mermado lo característico e único de estas decisiones estratégicas de marca. Al principio generaban gran sorpresa, pero ante tal apabullamiento de colaboraciones, ha perdido esa chispa -seguimos hablando de la acción no de la colaboración en sí- entre sus seguidores, pues los ha acostumbrado a las inéditas colecciones cápsula de la firma. La única intriga que les queda ahora es: ¿quién será el nuevo colaborador?



Esta estrategia de doble filo, crea en el público una dependencia a esa dinámica de alianzas, de la que puede verse perjudicada gravemente la imagen de marca "H&M". El delegar parte del espacio de su producción a otros expertos en moda, tiene el peligro de relegar sus líneas básicas de temporada a un segundo plano, pues inconscientemente esta toma adquiere mayor veracidad al ver que la firma se esfuerza más en vender las colecciones cápsula que la suya propia.



Este hecho confiere a la marca una devaluación de la misma, pues el amontonar a varios diseñadores en poco tiempo, le da un carácter de marca distribuidora más que de una firma de retail propia. 

Creo sinceramente que aquí podemos aplicar el dicho de "pan para hoy, hambre para mañana", pues H&M a nivel de marca saldrá claramente perjudicada cuando acabe con su estrategia de colaboraciones. Tan sólo hay que preguntarse qué pensará la masa de compradoras de la firma cuando acaben esas colaboraciones.



Cuando llegue el momento veremos el camino que tomará la firma (probablemente podría convertirse en una distribuidora multimarca del "prèt- à-porter" de marcas de lujo o apostar e impulsar a nivel de notoriedad y visibilidad su línea propia), pero sea lo que fuere la marca en sí se verá claramente deteriorada al quedar desdibujados sus valores propios y no haber tenido su propia personalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...