16 de abril de 2012

Lo que reside en los pequeños detalles

El otro día recabando información para siguientes posts, descubrí una libretita muy graciosa de SPF recomendada por un blog de moda a sus lectores y para tenerla en cuenta al incluirla en sus outfits.

Ello me dio a reflexionar y rescaté de mi memoria lo curioso que era ver cómo las personas antes dejaban entrever su status mediante coches de mayor o menor gama y ahora el mayor símbolo de pertenecer a una clase u otra es a través de los teléfonos móviles.  Ahí.. en ese momento entró la libretita que ví (y que me encantó desde un primer momento) y pensé si eran sólo los teléfonos los únicos que mostraban esa característica de cada uno.



La cultura y creatividad, desde hace unos años empieza a verse como una de las capacidades más valoradas en los seres humanos ¿pero cómo lo demostramos? Si con el smartphone sólo puedes indicar tu status económico o la gran suerte que tienes porque te ha tocado en un concurso después de convencer a tus amigos para que te voten todos los días, es con el envoltorio del mismo su melodía y otras características cómo se demuestran esas habilidades.

Las marcas de moda asocian sus diseños a los nuevos smartphones y tabletas. Para una difusión controlada, estudian el nicho y los posibles gadgets a comprar por su público y fabrican para ellos en exclusividad. Aunque es curioso observar el sectarismo infundido por las mismas, al ofrecer sólo productos que encajan con un tipo de teléfono más caro y no con los demás, cuando en realidad podrían ampliarlo para una gama más extensa.

Y si el ejemplo más claro sucede en los smartphones & complementos, con los que se quiere dar la mejor versión de uno mismo. El buen gusto o parecer tenerlo se complementa con nuevos accesorios que dan a mostrar a los demás el nivel de gusto que cada uno posee.

Es por ello que el mundo de las libretitas ha eclosionado en las distintas franquicias de moda, categorizadas en las secciones de lyfestyle, y probablemente procedente de aquellas tiendas inglesas plagadas de elementos de papelería, tarjetas de Blue Bell 33, causantes de hacer temblar las tarjetas de crédito de más de uno.

Nos dan a entender por tanto que ya no son tiendas de ropa, únicamente, sino de estilismos, donde únicamente falta que se pudiera elegir la mascota con la que va uno mejor en cada momento (qué pronto llegará pues ya hay servicios en USA donde se alquilan mascotas por horas).

Os dejo reflexionando y mientras tanto os dejo esas libretitas y complementos indispensables para muchos.













Imágenes: SPF, Moleskine, Shedismove, Sfera,  Crookedbrains

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario aquí

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...