1 de septiembre de 2011

Hacer lo que uno quiera

Hacer lo que le parezca a uno, aparenta haber sido el leimotiv de la nueva campaña de Lanvin para la temporada otoño-invierno 2011. (por si no lo recordáis ha sido el diseñador que ha mi parecer a elevado a lo más chic a la marca sueca H&M), sacando a sus modelos nada más y nada menos meneándose al ritmo del más cutroso reguetton.
Si las fotos que salieron al principio, mostrando clips tomados del video promocional dejaron ya perplejos a muchos por no entender nada, ahora ya si que nos ha dejado patidifusos. Es gracioso ver a los modelos moverse sin ningún ritmo y ver al personajito final que cierra el vídeo (que curiosamente es el director creativo de la marca).



Hay que decir que en España, no son muchos los que conozca a Lanvin, por su escasa promoción. Pero empezar así creo que dará una imagen equivocada de lo que quiere transmitir la marca de alta costura. Otras campañas como las que se hicieron en otros países enlazándolo con H&M lo hubiera dado a conocer como marca más sofisticada, que en tanto de favor presta sus diseños prét-a porter sólo por una temporada a H&M.
Pero centrándonos en la acción última, enlazar su marca a un estilo de música que desde un punto de vista comunicacional no la ensalza, lo que si ha conseguido es que se hable de la misma. ¿pero a qué precio?


Y claro, algunos con este maremagno de información poco coherente, se preguntarán, ¿a qué público va dirigido? ¿clase alta o media-alta? ¿Qué nos pretende transmitir?
Podemos decir que la campaña es de lo más impactante (felicidades a ese creativo), y que en el centro de la misma aparece la filosofía de hacer lo que quieras (puedes bailar mal si quieres, pero estás llevando un Lanvin que te permite hacerlo) Y en este momento, nos viene a la cabeza aquella nueva rica o rico y que haciendo un símil bailan igual de bien que los modelos que aparecen. Pero llevan un Lanvin y no les importa.
Con ello llegamos a la firme conclusión de que la campaña es un éxito por su popularidad, pero no tanto por su claridad. Hay demasiados mensajes que dejan al consumidor un final abierto y sin definirlo. Y aunque haya eco en los medios, no quiere decir que se envíe un mensaje afín a sus valores.
Aquí os dejamos el vídeo íntegro: http://youtu.be/c8dAa1qD8xs



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario aquí

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...